Brasil afina detalles para la emisión de su moneda digital

Brasil afina detalles para la emisión de su moneda digital

Este miércoles el gobernador del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, adelantó que los debates sobre la emisión de su moneda digital avanzan con buen pie.

Campos Neto, dijo que aún quedan temas por definir en torno a los detalles de la moneda digital, sin embargo, afirmó que el proceso está en fase de culminación.

¨Estamos en el proceso formal de desarrollo de una CBDC en Brasil. Creo que el proyecto implica algunas preguntas que no han sido respondidas en todas sus partes¨, destacó Campos Neto.

Durante su intervención en un evento virtual promovido por el Banco de Pagos Internacionales (BIS) denominado ¨Innovación Financiera en América Latina¨, el ejecutivo destacó que las dudas giran en torno al tipo de emisión que tendría la moneda digital.

Los debates con relación a la emisión de la CBDC están a cargo del grupo de trabajo anunciado por la institución en agosto del 2020.

Entre las funciones del grupo están proponer un modelo a seguir para la emisión de lo que sería el ¨real digital¨.

Del mismo modo, tienen la responsabilidad de identificar factores de riesgo, promover la inclusión financiera y resguardar la información de los usuarios.

Campos Neto, no ofreció una fecha tentativa para la presentación del informe.  Sin embargo, dijo que las monedas digitales tienen ¨varias consecuencias¨ para la política monetaria.

Ventajas de migrar a una moneda digital

Se estima que el objetivo es migrar del soporte físico de las monedas fiduciarias al medio electrónico. Un avance que les permitirá a los brasileños interactuar con su dinero de forma electrónica.

El coordinador del equipo recalcó en su momento que su emisión múltiples beneficios cómo, ayudar al país a reducir costos de emisión y mantenimiento de billetes.

De la misma manera se reducirían los costos por custodia y manejo del papel moneda que se estima son cerca de 16 mil millones de dólares por año, lo que equivale al uno o dos por ciento del PIB.