Cryptia Exchange | Casa de bolsa

¿Qué son las ballenas y los delfines del mercado cripto?

¿Qué son las ballenas y los delfines del mercado cripto?

No es primera vez que se compara algún elemento del mundo cripto con el reino animal. Tenemos al mercado alcista y bajista, representados por el oso y el toro; y hoy conocerás cuál es el significado de las ballenas y los delfines en este ecosistema digital. 

Se han seleccionado a estos animales porque habitan en el océano, y este espacio sirve como una perfecta metáfora para referirse al mercado entero, donde habitan tanto peces grandes como pequeños. Además, las olas pueden ser comparadas con movimientos del mercado, y las noticias son consideradas como alimento para peces. 

Ballenas y delfines

Las ballenas 

El término “ballena” se utiliza principalmente para describir a los inversores más pesados del espacio criptográfico. Las ballenas BTC son las que efectúan movimientos más grandes, como los fondos de cobertura y los fondos de inversión de Bitcoin. 

Por lo general, estos fondos se ocuparán de cientos de miles de Bitcoins que se someterán tácticamente a los intercambios a través de un acuerdo especial, por lo que no podrán ser vistos por los comerciantes minoristas regulares. En otras palabras, contratos millonarios que pasan desapercibidos. 

Ballenas y delfines

Una de las razones por la que las ballenas compran fuera de los exchanges, es para no influir tan bruscamente en el precio del btc, o evitar vaciando libros enteros de órdenes.

Con una importante masa de capital, las instituciones pueden mover el mercado cuando y como lo deseen. Aquí es donde la metáfora de “ballenas y delfines” cobra sentido, pues cuando una ballena se acerca a un cardumen o manada de delfines, las especies más pequeñas tendrán que abrir paso. 

¿Cuánta cantidad se debe mover para ser una ballena?

Definir la cantidad de monedas que debe tener una wallet para ser considerada como ballena es complicado. En primer lugar porque los conceptos “ballenas y delfines” se han diversificado mucho, y al igual que las cantidades de BTC que manejan. 

Las verdaderas ballenas del océano no las encontrarás en exchanges de criptomonedas, y por ello, jamás encontraremos órdenes por 1.000 BTC de ellas. Sin embargo, se debe resaltar que, aunque éste es un monto muy alto, hay quienes no lo consideran como una cantidad propia de una ballena. 

¿Las ballenas manipulan el mercado?

Pese a que evitan hacer transacciones fuera de exchanges, con tantas cantidades de capital en sus wallets, efectivamente pueden mover el mercado a su antojo. Esto es lo que hace que otros participantes del mercado desistan de invertir, o pasemos de estar de un mercado bajista a uno alcista, o viceversa. 

Los delfines

Entre las ballenas y los delfines, no escucharás hablar tanto de las ballenas como de los delfines; pero esto no quiere decir que su participación no sea notoria en el mercado. 

Los delfines del bitcoin son aquellos inversores que mueven más de 500 BTC, pero no son tan comunes. Pese a que las ballenas manejan más cantidades de dinero, son los delfines los que manipulan el mercado mayor cantidad de veces. 

Ballenas y delfines

¿Cómo las ballenas y los delfines afectan al mercado?

Comercializar 50.000 BTC durante una semana, por ejemplo, puede crear grandes cambios en el precio. Sobretodo, teniendo en cuenta que la intención de las ballenas es comprar bajo y vender alto, al igual que los peces más pequeños del cripto-mar; lógicamente su objetivo es obtener ganancias con su inversión. 

Cuando se registran movimientos de magnitudes mayores a los 500 BTC, el precio puede subir o bajar, dependiendo de si los BTC entraron o salieron del mercado. 

Con el ejemplo de los 50.000 btc, la consecuencia de comprar una cantidad como tal, significaría elevar tanto el precio del bitcoin, que hasta para una ballena sería casi imposible realizar la próxima compra. 

Ballenas y delfines

Ahora, si en lugar de los 50.000, la ballena comprara 10.000, se crearía un enorme cambio en el precio, cosa que también despertaría el interés de otras personas, quienes comenzarían a lanzar ordenes, y al final el precio seguiría subiendo. 

Por ello, en lugar de comprar todo abruptamente, estos ceses grandes van comprando paulatinamente hasta oscurecer sus entradas al mercado; luego, al dividir las operaciones grandes en cientos o miles de pedidos más pequeños, los envían al mercado por horas, días o semanas. 

De este modo, ocurren muchas de las alzas o bajadas de precios. Y en estos casos, lo que mejor pueden hacer los pequeños inversores es adaptarse a los movimientos y reconocer cuándo es momento de dar paso a los peces más grandes. 

Si deseas más información sobre el mundo de las criptomonedas, te invitamos a visitar el blog de Cryptia Exchange.

Cerrar menú